Shift

Ivette Johnson

“Hoy se requiere un update a nivel de skills para lograr la productividad en la era digital”

Para Gonzalo Indacochea, director asociado de Huete&Co, las soluciones ágiles que un profesional brinda hoy en día es el factor de desempeño más importante. En ese sentido las organizaciones necesitan continuar dinamizando sus procesos de aprendizaje y desarrollo del talento para responder a los cambios y lograr profesionales o técnicos que brinden soluciones innovadoras e implementables frente a los desafíos que presenta nuestra sociedad, comenta Indacochea.

¿Cuán presente crees que esté la cultura innovadora en los centros educativos peruanos? ¿Qué tan eficaces son sus currículas teniendo en cuentas las necesidades actuales? ¿Crees que necesitan un update urgente?

La mayoría de modelos educativos fueron diseñados antes de la era digital, la cual ha revolucionado la forma en que se las personas vienen comunicándose, consumiendo, trabajando, etc. Aquellos modelos respondían ante todo a las skills necesarias para lograr la productividad en las anteriores revoluciones industriales. Sin embargo, hoy se requiere un update a nivel de skills para lograr la productividad durante esta era.

¿Qué opinas sobre el hecho de que algunas empresas ya no consideren un título universitario requisito indispensable para contratar a alguien? ¿Cómo puede la educación universitaria también amoldarse a eso?

Creo que es realista contratar personas que sobretodo demuestren en la práctica las habilidades que se requieren para el logro de resultados sostenibles en esta nueva época. La educación necesita seguir dinamizando los procesos de aprendizaje para responder ágilmente a un entorno cambiante.

¿Qué opinas de la eficacia de los bootcamps como instrumento de educación?

El bootcamp es un instrumento que funciona cuando se logran trasladar mindsets y herramientas para llevarlos al trabajo cotidiano. Esto a su vez implica que las organizaciones, en medio de la ejecución cotidiana, liberen tiempo para experimentar y testear las nuevas herramientas y, de ese modo, los colaboradores tengan la posibilidad de practicar y ejecutar lo aprendido.

¿Cómo ha cambiado la evaluación del desempeño de un empleado en las empresas? ¿Por qué?

En este punto opino dos cosas: primero, se debe lograr que los indicadores de resultado de cada empresa, unidad de negocio o área estén alineados a los indicadores de ejecución o proceso, los cuales a su vez deben transformarse en los indicadores de desempeño de cada colaborador. Estos deben evaluarse no una vez al año, sino ágil y periódicamente en medio de las reuniones semanales de equipo. Segundo, evaluar el desempeño actualmente, implica medir no sólo lo que se ejecuta con eficiencia sino medir el volumen de soluciones innovadoras que generan y ponen a prueba los colaboradores frente a los retos actuales.